Cómo influyen los juegos educativos en el desarrollo de los niños

juegos-infantiles
Los niños de hoy, son los considerados nativos digitales. Una tablet o un Smartphone no supone una barrera a los más jóvenes de la casa, el uso y manejo de la tecnología es algo que interiorizan de una forma natural desde su más tierna infancia.

El hecho de jugar con tecnología, no es un problema, siempre que no sea el único juego de un niño. Combinar los avances tecnológicos con otros juegos tradicionales o educativos es importante para un correcto desarrollo psicológico y emocional.
Los juguetes educacionales son el complemento perfecto a los juegos electrónicos. Vamos a enumerar algunos de los beneficios que aporta el uso de juegos educacionales en los niños (0-11 años):

Desarrollan las áreas del cerebro relacionadas con el razonamiento y la percepción.

Hacen que los niños aprendan conceptos y estructuras con aplicación al campo de las matemáticas. El uso de este tipo de juguetes educativos, será una buena base para que en el futuro las matemáticas no supongan un obstáculo en sus estudios, debido al desarrollo del pensamiento heurístico y lógico que requieren este tipo de juegos. Existen estudios realizados por profesores sobre el uso de los juguetes educacionales y su aplicación a las matemáticas.

Desarrollan el pensamiento lateral a través de la experimentación.

La psicomotricidad es otra de las áreas beneficiadas con el uso de estos juguetes educacionales, ya que en muchos de ellos se debe coordinar el movimiento, con la vista y el espacio.

A la hora de elegir el juguete adecuado para cada edad, es importante conocer en que fase del desarrollo se encuentra el niño, para encontrar un artículo que se adapte a sus necesidades en cada momento.Según la psicología genética las etapas de un niño vienen definidas por las siguientes características:
De los 0 a los dos años: esta etapa es la relacionada con la parte sensorial y el sistema motor, el niño aprende a organizar sus actividades adaptadas a los horarios y normas de su entorno. Desarrolla sus habilidades sensoriales y motoras, por tanto los juegos en este periodo han de estar orientados al desarrollo psicomotor, juguetes que permitan la movilidad de los mas pequeños para trabajar la coordinación.

De los 2 a los 7 años: el nombre que recibe esta etapa es preoperacional, los niños comienzan a usar símbolos asociados a personas, objetos y a su entorno. El juego en este periodo se torna mucho más imaginativo. Esta etapa es idónea para introducir juguetes de aprendizaje e ingenio.

De los 7 a los 11 años: periodo operacional concreto. Es en este momento donde los jóvenes comienzan a desarrollar el pensamiento lógico, en esta etapa entre la niñez y la pubertad es recomendable que los niños usen juegos acordes a su edad como juguetes de construcción o algún juego electrónico educacional (globo terráqueo por ejemplo).
Podemos encontrar este tipo de juguetes en los comercios habituales de juguetes, y en la mayoría de ellos aparece una recomendación del uso por edad según el fabricante. También existen centros comerciales online que nos dan la opción de elegir entre una amplia gama de juegos educativos. Lo importante no es donde comprarlos, la opción es personal pero lo que si es recomendable es comenzar a introducir este tipo de juguetes desde las edades más tempranas del niño.